Conversaciones en Inglés: 5 Videos Que Te Harán Hablar Mejor

Desde lo banal hasta lo profundo, las conversaciones llenan nuestras vidas. Preguntar educadamente a tu pareja cómo le fue el día, cotillear sobre quién hizo qué y a quién en la fiesta de la oficina en la fotocopiadora o comentar y tratar de entender el último tuit de Donald Trump…, simplemente no se puede escapar de ellas. Como nos recuerda Yuvai Noah Harari en su fascinante libro “Sapiens”, el arte de la conversación es la única cosa que nos distingue de los simios y esta es la razón clave para el éxito de nuestra especie’.

Las conversaciones más interesantes a veces pueden ser un trabajo muy duro. Tienes que buscar rápidamente en tu cerebro las palabras correctas para expresarte y evitar cualquier malentendido. Y encima tienes que prestar atención a toda esa comunicación no verbal y elegir el momento correcto para intervenir sin romper el flujo de la conversación.

Y luego, aparte de todo eso, si estás hablando en un segundo idioma donde tienes que desencriptar acentos, seguir el ritmo a veces frenético y tener en cuenta también las diferencias culturales, ¡tienes mucho con lo que lidiar!

5 videos para dominar el arte de la conversación

Por suerte, si quieres llevar tus habilidades de conversación al siguiente nivel, Internet está lleno de recursos increíbles, desde consejos sobre cómo romper el hielo y ser un maestro de la cháchara a ponencias de TED Talks sobre técnicas esenciales para conversar como un profesional. Internet lo tiene todo.

En Watch and Talk Method somos especialistas en el arte de la conversación y los recursos de vídeo. Por eso, hemos recopilado algunos de los mejores vídeos de Internet y los hemos resumido, por si no tienes tiempo para verlos todos.

Para empezar, la charla TEDx de Dublín de Áine Gallagher nos recuerda de forma divertida lo que nos impide a muchos de nosotros mejorar realmente nuestro segundo idioma y desarrollar esas habilidades de conversación, ya sea en inglés, español o, en su caso, en gaélico. “Entonces, ¿qué te pasa?” ¡Te oigo llorar, ¿qué es esta fuerza oscura y poderosa que nos detiene? Es el miedo. Miedo a cometer errores, miedo a parecer tontos y a avergonzarnos. No sé tú, pero sé que a veces me afecta. Por ejemplo, me imagino en un evento social, digamos en el cumpleaños de un amigo español, con gente de todo el mundo. Yo asentiré y sonreiré cortésmente… pero, a medida que la conversación fluye de un tema a otro sin dar mi opinión, sin mostrar realmente mi personalidad… mi frustración va aumentando paralelamente.

Entonces, ¿cuál es la solución? ¿cuál es el ingrediente secreto? Áine nos recuerda que está bien reír e incluso ser el hazmerreír. Y la clave es seguir intentándolo, no renunciar, porque de lo contrario nunca podrás expresarte y ser esa divertida versión encantadora que te gusta de ti.

El siguiente video es de Alain de Botton de The School of Life. Alain ofrece una reflexión más intelectual y filosófica que nos recuerda que normalmente no tenemos ninguna formación en el arte de la conversación, por lo que no es sorprendente que haya mucho espacio para la mejora.

Al conversar, necesitamos enfocarnos menos en los hechos y más en los sentimientos y emociones. He visto esto mucho en mi larga carrera en la docencia, donde los libros de texto escolares y los exámenes están diseñados para hacer que el alumno “vomite” lo que acaba de leer o escuchar en lugar de expresar su opinión personal y explorar el tema más profundamente, que es donde ocurre la verdadera magia.

Otro elemento esencial para tener una gran conversación es la capacidad de mantenerla en el camino correcto. Interrumpir, bloquear tangentes al azar y evitar que alguien divague sin rumbo requiere habilidad, ¡especialmente si quieres hacerlo educadamente!

El siguiente vídeo se titula “Cómo ser social y no quedarse sin cosas que decir”. En él se dan algunos consejos prácticos sobre cómo iniciar conversaciones, por ejemplo, en una cena o incluso en un temido evento.

Aborda ese momento de silencio incómodo cuando estás parado frente a alguien y no tienes ni idea de qué decir. Sugiere que filtramos o ‘sobrefiltramos’ lo que queremos decir y esperamos hasta tener la frase perfecta que, obviamente, o nunca sucede o es demasiado tarde para el momento en que hemos pensado en ello.

 Y propone que nos dejemos llevar, abramos la boca y empecemos a hablar. No estoy seguro de estar totalmente de acuerdo con esto de hablar sin filtros, ya que podrían despedirme o me abofetearme o quizás arrestarme, pero seguramente de este modo pueden surgir cosas muy interesantes.

En una nota más práctica, el vídeo introduce el concepto de “enhebrado” en la conversación. Enhebrar significa, básicamente, procesar y recoger lo que alguien dice en lugar de pasar rápidamente a la siguiente pregunta que podría no tener mucho sentido o haber sido contestada ya. La próxima vez que estés viendo una entrevista, observa cómo el entrevistador conecta preguntas a lo que acaba de ser dicho y sondea más profundamente sobre los elementos interesantes. Es lo que hace al buen reportero, aunque estos son cada vez más difíciles de encontrar.

El vídeo relaciona estos asuntos con el fenómeno psicológico llamado “Efecto Pratfall”. ¿Alguna pista sobre lo que significa? En inglés británico, “prat” significa imbécil y en inglés americano, nalga. Así que, en pocas palabras, es alguien cayendo de culo y haciendo el ridículo. El Efecto Pratfall afirma que, en realidad, cuando nos equivocamos nos hacemos querer. Y este es un tema que se repite en la mayoría de los vídeos y en diferentes formas: cometer errores, reírse de sí mismo, mostrar su vulnerabilidad…

El Efecto Pratfall se puede ver fácilmente en acción si echa un vistazo a Youtube y busca “bloopers” o “outtakes”, o si pensamos en el éxito de Charlie Chaplin y de Mr. Bean. A la gente le encanta ver a otros hacer un lío con las cosas y nos hace ver a los demás de una manera más humana y más cercana a nosotros.

the Pratfall effect

Continuando con el enfoque psicológico, el siguiente vídeo sugiere una estrategia para iniciar una conversación con desconocidos, “La Técnica FORD”. La técnica FORD se refiere a un conjunto de temas recurrentes en los que se puede confiar cuando se está socializando profesionalmente: en conferencias, ferias y eventos de networking… y se quiere dar una buena primera impresión. Te diré una cosa, ¡ojalá hubiera tenido algo de entrenamiento en esto cuando era un adolescente inseguro y tímido siempre demasiado asustado para hablar con chicas! El acrónimo fácil de recordar, FORD, significa Familia, Ocupación, Recreación y Sueños. Se requiere de un alto grado de personalización para no sonar demasiado artificial o antinatural, pero hay algunos temas potencialmente grandes rompehielos y fabricantes de empatía aquí.

Familia. Para hablar de la familia, en lugar de la clásica pregunta del libro de texto “¿tienes hermanos o hermanas?”, podrías intentar usar su nombre como punto de partida. “McDonald, ¿es un nombre irlandés o escocés? ¡Nunca sé cómo distinguirlos!”, por ejemplo. O si conoces a alguien con el mismo apellido, por qué no dices “No estás emparentado con James McDonald por casualidad, ¿verdad?”. Las probabilidades de que se relacionen con el nombre que acabas de dar son escasas, pero no olvides que la otra persona está tan dispuesta a romper el hielo como tú así que, con un poco de suerte, te servirán para tu propósito.

FAMILY

OCCUPATION

El segundo punto, “Ocupación”, tiene un mayor potencial si estás en un entorno profesional. De nuevo, adaptar las preguntas a la situación y el individuo es la mejor manera y hay un centenar de variables, pero definitivamente se pueden mejorar las preguntas estándar de “¿En qué trabajas?” y “¿Qué haces?”. Hacer algunas suposiciones basadas en tu entorno puede hacerlo más interesante. Si estás hablando con un profesional de treinta y tantos en una conferencia de marketing, por ejemplo, intenta esto “¿Hace mucho tiempo que trabajas en marketing?”. Incluso si la persona ni siquiera trabaja en marketing, se ha roto el hielo y la pelota está en su tejado para continuar la conversación.

R viene de Recreación. Y recreación significa básicamente tiempo libre. Este punto se acerca peligrosamente a la pregunta pregunta infantil de “¿Cuáles son tus aficiones?”. De nuevo, busca pistas. La altura, la constitución, si la persona parece o no deportista… pueden abrir la puerta a una conversación más interesante. Si alguien tiene los hombros anchos como una puerta, di “¿Por casualidad juegas al rugby?” Piensa en la ciudad en la que estáis – ¿hay algo que destaque? “¿Habéis hecho la visita guiada por el Camp Nou? He oído que es bastante impresionante.”

RECREATION

DREAMS 

D es para sueños. Una vez que tienes la conversación en marcha, hablar de sueños puede realmente abrir las puertas y hacerlo relevante para el resto de tu conversación. O, incluso, si sientes que la otra persona no está particularmente feliz en la conferencia a la que asistes, ve por el otro lado: “Hombre, ¡desearía estar en las montañas lejos de todo esto! ¿Tú eres más de mar o de montaña?”

Y finalmente, nuestro video número uno sobre cómo tener una mejor conversación viene, como era de esperar, de TED. Celeste nos da 10 consejos para diseñar nuestras conversaciones con habilidad y con gracia. Vale la pena ver este vídeo, pero trataré de resumirlo lo mejor que pueda. En primer lugar, pone el mundo en contexto. ¡Realmente parece que ya nadie está de acuerdo! La política, el cambio climático, el sexo y la religión son sólo algunos de los temas candentes que más excitan a la gente y, dice Celeste, es porque no nos estamos comunicando claramente. Vamos a resumirlo en distintos puntos.

ONE

Don’t multitask

No a la multitarea. Concentra tu atención en el tema en cuestión y trata de no dejar que tu mente salte al siguiente tema o a lo que vas a cenar. ¡También puedes añadir tu teléfono móvil a la lista!

No sientes cátedra. Cuando empezamos a predicar significa que nuestra mente ya está cerrada, no vamos a tener en cuenta más puntos, ni siquiera si son sólidos. ¿No sería bueno que los políticos se escucharan de vez en cuando en vez de hablar el uno del otro?

TWO

Don’t pontificate

THREE

Use open questions

Usa preguntas abiertas. Por ejemplo, en lugar de “¿Estabas asustado?” simplemente pregunta, “¿Cómo te hizo sentir eso? Hacer preguntas que no reflejan tu propio punto de vista y poner palabras en la boca de alguien permite al interlocutor expresarse y dar su propia opinión y puede conducir a nuevos descubrimientos en los que no habíamos pensado antes.

Sigue la corriente. Es como la famosa filosofía de Bruce Lee de ” be water, my friend “. Las conversaciones fluyen y cambian, y a veces hay que dejarse ir y adaptarse, en lugar de arrastrar constantemente el tema de nuevo al principio.

FOUR

Go with the flow

FIVE

Say you don’t know

Di que no lo sabes. Un consejo aparentemente obvio, pero ¡cuántas veces hemos visto a alguien “cavar su propia tumba” mientras sigue hablando y hablando pese a claramente no saber qué decir!

No iguales el problema de otro con el tuyo. La gente tiende a hacer comparaciones durante la conversación y, quizás involuntariamente, se convierten en el centro de atención. No siempre se trata de ti.

SIX

Don’t equate

SEVEN

Don’t repeat yourself

No te repitas. A menudo exageramos las cosas, especialmente cuando estamos en lo correcto y la otra persona en lo incorrecto. Repetirse puede volverse condescendiente y crear una tensión innecesaria.

Hacer las cosas sencillas. Muchas veces los detalles que agregamos a una conversación son superfluos y sólo sirven para nublar la historia que estamos contando.

EIGHT

Keep it Simple

NINE

Listen

Escucha. Es obvio también, pero todos lo hemos visto y hecho. La autora cita a Stephen Covey quien dijo, “La mayoría de nosotros no escuchamos con la intención de entender. Escuchamos con la intención de responder.” Una vez más, esto se puede ver en el periodismo y marca la diferencia.

 Sé breve. Como todo buen TED Talks, Celeste Headlee termina con una broma.

TEN

Be Brief

A good conversation is like a mini-skirt

En definitiva, hacer que se trate menos de ti mismo y mostrar un interés en otras personas. Todo el mundo tiene algo increíble que contar.

Te interesa un curso de inglés?

 

Watch and Talk Method no es para todos: no está diseñado para niños ni adolescentes, ni tampoco ofrecemos cursos para preparar exámenes de inglés. Watch and Talk Method está específicamente pensado para empresas y grupos reducidos de adultos y centrado en sus necesidades específicas.

 

Para saber más, elige entre una de las dos opciones:

Lo que dicen nuestros estudiantes